##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Melisa Barros Moncada

Resumen

Distintos estudios (ICFES, 2012) han encontrado que existe correlación entre una educación de calidad y el mejoramiento de la calidad de los individuos, ya que esta última puede inducir cambios sociales que apunten a la superación de la pobreza, la mejora de la desigualdad en la distribución de los ingresos y al aumento de la productividad y el desarrollo de la sociedad. De igual manera, a juicio de expertos, dicha calidad se puede ver evidenciada en las posibilidades de desarrollo, innovación, crecimiento económico y reducción de las tasas de pobreza e inequidad de los países (Palacios, 2013; García, Maldonado & Rodríguez, 2014).

Sin embargo, al momento de definir el marco conceptual de calidad educativa, se han encontrado en la literatura multiplicidad de disyuntivas en cuanto a definición de conceptos y el establecimiento de políticas que han sido puestas en marcha de manera precipitada, para intentar responder a las características del siglo XXI.


Palabras clave: Educación, calidad, evaluación, actores educativos.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Sección
ART