Pág 8
Editorial
Cuando uno más uno es mayor que dos
1
Iván Villanueva
2
Los ingenieros requieren de creatividad e ingenio para encontrar soluciones ecaces, ecientes
y costo efectivas a los problemas que afectan a la humanidad. El trabajo interdisciplinario
o colaborativo ha sido una forma exitosa para ofrecer soluciones factibles. En el caso de
encontra soluciones al aumento de la resistencia de los microbios a los antibióticos, el
enfoque colaborativo está mostrando buenos resultados.
La resistencia a los antibióticos y a los antimicrobianos en general, es un problema (http://
www.who.int/mediacentre/factsheets/antibiotic-resistance/es/) [1] con múltiples causas.
De otro lado, las soluciones también pueden ser múltiples. La ingeniería y las ciencias de
la salud se complementan para crear la sinergia necesaria para proponer unas de estas
soluciones.
En el laboratorio de investigación del Dr. Julián Davies en el Departamento de Microbiología
e Inmunología de la Universidad de British Columbia en Vancouver, Canadá se ha puesto
en práctica este enfoque para atacar la resistencia a los antibióticos desde los aspectos
de la prevención de la propagación de la resistencia y de la búsqueda de nuevos agentes
antimicrobianos.
En el caso de prevención, los departamentos de Ingeniería Civil y Mecánica junto con
Microbiología han investigado el proceso de tratamiento de aguas residuales como un foco
de concentración y distribución de bacterias resistentes a antibióticos. Como resultado, se han
propuestos cambios operacionales en las plantas de tratamiento de agua como por ejemplo,
respecto al duración de retención de lodos. En el caso de nuevos agentes, el departamento
de Microbiología ha estudiado las arcillas medicinales como agentes antimicrobianos [2].
Sin embargo, para poder obtener y analizar este tipo de arcillas, se requiere la participación
de los departamentos de Ingeniería Minera y Civil para estudiar depósitos, buscar formas
para extracción del material, así como para realizar estudios físicos y químicos de arcillas.
Además, los recursos Bioinformáticos hacen posible analizar las comunidades bacterianas
1 Editorial en colaboración con el docente Rafael Cabeza Gordillo, Universidad Simón Bolívar.
2Universidad de British Columbia. Correo: ivandedalus99@gmail.com
Pág 9
presentes en el ambiente y su relación con los componentes del depósito y sus propiedades
medicinales [3]. Ingeniería, informática y microbiología se juntan para proponer solución al
problema.
Ahora podemos preguntarnos cómo desarrollar una visión interdisciplinaria durante el
proceso formativo que pueda transferirse más tarde al ejercicio profesional. Se pueden
destacar por lo menos tres aspectos importantes. Primero, desarrollar un deseo por ampliar
nuestro entendimiento de los problemas que más afectan nuestro entorno y meditar en sus
causas y plantearnos alternativas de soluciones. Segundo, esforzarnos por estar actualizados
en los avances y nuevos desarrollos en nuestra área de interés, muchas veces implica
tener una rutina de lectura regular de artículos tecnológicos y cientícos, y de asistencia a
seminarios o charlas. Por último, proponer y participar en proyectos de investigación que
involucren la colaboración con otros departamentos dentro de la universidad, aprendiendo
y participando activamente en la creación de soluciones.
El factor común entre estos aspectos es nuestro interés por ser hacedores, innovadores y
líderes de la búsqueda de alternativas para dar soluciones a los problemas del mundo en
que vivimos y como se ha visto, ¡es posible!
Referencias bibliográcas
1. J. Davies and D. Davies, “Origins and evolution of antibiotic resistance”, Microbiol Mol Biol Rev, vol. 74, n°.
3, pp. 417-33, 2010-
2. S. Behroozian, SL. Svensson and J. Davies, “Kisameet clay exhibits potent antibacterial activity against the
ESKAPE pathogens”, mBio 7:e01842-15, 2016.
3. SL. Svensson, S. Behroozian, W. Xu, MG. Surette, L. Li, J. Davies, Kisameet Glacial Clay: an Unexpected
Source of Bacterial Diversity, mBio 8:e00590-17, 2017.