Justicia (34): pp. 405-433. Julio-Diciembre, 2018.
ISSN 0124-7441 • DOI: https://doi.org/10.17081/just.23.34.2900
Copyright © 2018
ARTÍCULO DE
INVESTIGACIÓN
Cómo citar este artículo:
Rodríguez, J. & Ramón, N. (2018). Conciencia política, la patria grande y la lucha de clases. En. Revista Justicia, Barranquilla:
Editorial Mejoras-Universidad Simón Bolívar, Vol. 24, No. 34, pp. 405-433. DOI: https://doi.org/10.17081/just.23.34.2900
Recibido: 19-09-17
Aceptado: 19-10-17
Publicado: 24-07-18
DOI:
https://doi.org/10.17081/just.23.34.2900
405
Conciencia política, la Patria grande y la
lucha de clases
Political consciousness, the great Homeland
and the struggle of lessons
José Jesús Rodríguez-Núñez
1
- Niels Ramón Rodríguez García
2
1
Ph.D. de Purdue University, USA (1982). Prof. Titular de la Universidad de Carabobo, Venezuela. Correo electrónico: jjrn01@
gmail.com
2
Egresado del Colegio Universitario de Caracas, Venezuela (2017). Trabaja en la Misión “Héroes de Venezuela Robert Serra''
desde 2017 como instructor deportivo. Correo electrónico: sudakaconk@gmail.com
RESUMEN
Este artículo se dedica a discutir la interrelación entre la conciencia política de los pueblos y la
construcción de la Patria grande latinoamericana y caribeña, lo cual se expresa a través de la
lucha de clases, cuando hay conciencia, en los países del Nuevo Mundo y de allí a los pueblos
hermanos suramericanos que sufren la arremetida del gran capital que en su etapa descen-
dente busca aumentar sus ganancias apoderándose de los recursos más lucrativos del planeta:
petróleo, gas, oro, coltán, litio, agua, entre otros. El artículo está dividido en tres secciones: I)
Conciencia política: Logros de la Revolución Bolivariana, Conceptos de democracia y socialismo,
Conceptos de capitalismo y Datos de Geopolítica, II) La Patria grande latinoamericana y caribeña
y III) Conclusiones, Discusión y Propuestas.
Palabras clave: Conciencia, democracia, lucha de clases, política y revolución.
ABSTRACT
This article is devoted to discussing the inter-relation between the political consciousness of the
peoples and the construction of the great Latin American and Caribbean Homeland, which is
expressed through the class struggle, when there is awareness, in the countries of the New
World and from there to the South American brotherly peoples that suffer the onslaught of the
great capital that in its descending stage seeks to increase its profits by seizing the most lucrative
resources of the planet: oil, gas, gold, coltan, lithium, water, among others. The article is divided
into three sections: I) Political Awareness: Achievements of the Bolivarian Revolution, Concepts
of Democracy and Socialism, Concepts of Capitalism and Data of Geopolitics, II) The great Latin
American and Caribbean Homeland and III) Conclusions, Discussion and Proposals.
Keywords: Conscience, democracy, class struggle, politics and revolution.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
406
INTRODUCCIÓN
Se comienza con el tema de la conciencia política colocando una expresión
del gran sociólogo Karl Marx, que es mencionada en el libro de Hauman El
Troudi, Ser capitalista es un mal negocio. Claves para socialistas. Marx (2011)
dice: “La desvalorización del mundo humano crece en razón directa a la valori-
zación del mundo de las cosas” (p.3).
La afirmación de Marx (2011) conlleva una carga ideológica, pues considera
que el sistema político-económico que rige le da poco valor al ser humano
y endiosa al mundo de los objetos, de la riqueza, de la posesión del capital.
Indudablemente que es la solución a tales estados de cosas, donde el ser
humano es una herramienta del sistema capitalista, ya que trabaja para
producir bienes que no satisfacen necesidades fundamentales sino para
ser comprados y enriquecer a los dueños de los medios de producción, los
capitalistas, que se enriquecen con el trabajo de los asalariados. Al verlo de
esta manera, Marx (2011) propone que la solución al sistema inhumano del
capitalismo es optar por el socialismo para que los medios de producción
estén en manos de los generadores de riqueza, los trabajadores, que se
guían por la lógica del valor de uso (utilidad para la sociedad, que permite
planificar) y no por la lógica de cambio (ganancia para los dueños de los
medios de producción). Como consecuencia de tener dos puntos de partida
completamente diferentes, antagónicos, irreconciliables, estos dos modelos
político-económicos son antagónicos, lo cual se comprueba en los conflictos
que aparecen dentro de los países y lucha de clases entre países que abrazan
unos u otros sistemas políticos diferentes. Hacemos hincapié que los únicos
modelos político-económicos existentes son el socialismo y el capitalismo, lo
que está entre los dos, en una especie de mezcla híbrida, al final migra hacia
uno de los dos extremos.
La revolución bolivariana ha comenzado a describir su trayectoria dando
pasos débiles, porque al comienzo se carecía de claridad ideológica, es
decir, se nos colaron personeros con claras visiones reformistas, como Luis
Miquelena, quien gozaba de autoridad delegada por el presidente Chávez. En
otras palabras, los reformistas propulsaron mejoras sociales a la población
para ganarse el voto (populismo), mientras se dejaba la economía en manos
del mercado, de los poderosos y del imperialismo, quienes la controlaban. No
es de extrañar que estos reformistas migraron hacia el capitalismo, el sistema
que tanto daño había causado al pueblo venezolano. Este pueblo se levantó
contra el punto fijismo (1958-1998) en el “Caracazo” el 27 de febrero de 1989.
Fue una rebelión popular contra las políticas neoliberales en las presidencias
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
407
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
de Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Rafael Caldera (2 veces), Carlos Andrés
Pérez (2 veces), Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchi.
El pueblo se levantó contra las políticas neoliberales: 1) aumento del
desempleo; 2) precios fijados por el mercado y los monopolios productores
y distribuidores; 3) disminución de los beneficios sociales de las mayorías
como educación, salud, vivienda, entre otros; 4) represión contra la mayoría
de la población que protestaba contra los bajos sueldos, los precios altos y
bajas prestaciones sociales. Este estado de cosas se servía de que la élite
comercial parasitaria, que vivía bajo el paraguas del Estado, del cual formaba
parte, se enriqueciera con pasmosa facilidad. La etapa inicial de pasos sin
rumbo definitorios sirvió de aprendizaje, cuando fueron reconocidos por la
dirigencia del país: era nacionalista y populista, pues veía soluciones a la
injusticia social y a la opresión de la sociedad dentro de las mismas reglas
del capitalismo. No obstante, el nacionalismo no es una expresión errada,
porque ella nos viene de nuestros libertadores. Así, que el nacionalismo nos
llevó a darle basamento a un proyecto político que se apoyó en el “árbol de
las tres raíces” (Chávez, 2013), a lo cual hay que añadirle los documentos
de macroeconomía del Prof. Jorge Giordani (2009). Todo esto condujo a la
propuesta de la Agenda Alternativa Bolivariana” (Chávez, 2013). El nacio-
nalismo bolivariano no contiene elementos de tensión étnica, ni racismo, ni
ínfulas de superioridad. Menos aún, ese nacionalismo descarta actitud bélica
entre Estados. En sí, debemos entenderlo como la aspiración de gobernarse
a sí mismos, de forma soberana y autónoma, como lo establecen los artículos
5 y 70 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Por
otra parte, el populismo como lo define El Haiman Troudi solo busca resolver
problemas a corto plazo, sin dejar rasgos organizativos. Esa práctica de corto
plazo ha mejorado con la inclusión del poder popular (pueblo organizado)
en la solución de sus propios problemas, como autoconstrucción, contraloría
social, manejo de competencias por las instituciones del Estado, etc.
El presidente Chávez habiendo reconocido las fallas iniciales en el proceso
revolucionario no dudó en su compromiso con el pueblo, de donde vino y que
lo ayudó a formarse. Él agudizó las contradicciones de clase, que consistió
en superar la seducción del Estado de Bienestar Socialdemócrata de Blair
y de los centros políticos con su tercera vía. Es decir, evitó colocar pañitos
tibios, con lo cual dejaría al modelo capitalista intacto, mientras atenuaba las
grandes desigualdades sociales.
Un paso gigante en esa dirección, en esa ruptura, con lo establecido, son
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
408
las Leyes Habilitantes. Resaltamos la ley de tierra y la ley de hidrocarburo,
apuntando al cuarto de máquinas del entramado político-ideológico de la
burguesía. Se debatía desde ese momento el control sobre los medios de
producción, para poner las manos sobre la explotación petrolera y el régimen
latifundista. Esas leyes habilitantes de 2001 provocaron el golpe de Estado de
abril de 2002 y el paro petrolero de diciembre del mismo año. Ello indicaba
que las detonaciones habían hecho impacto en la estructura de la economía
rentista venezolana. La ley de tierra ha causado y sigue causando la muerte
de campesinos y líderes agrarios a manos de paramilitares contratados por
los grandes propietarios de tierras ociosas.
A partir de 2005, habiéndose consolidado el liderazgo del presidente Chávez,
este declara en Porto Alegre, en el Foro Social Mundial, el carácter socia-
lista de la revolución bolivariana. Ahora se tiene el primer proyecto socialista
para la República Bolivariana de Venezuela (Proyecto Nacional Simón Bolívar.
INCES, 2007). Aclaramos la adopción del carácter socialista del proceso
venezolano, el cual es el primer intento después del derrumbe del campo
socialista del siglo XX.
Hasta el año 2015 el gobierno bolivariano alcanzó metas insuperables en logros
sociales. Aquí vamos a despuntar algunos de ellos en la Tabla N
o
1. Los datos
son extraídos de “Venezuela en Cifras” (Mercosur, 2016) del Ministerio del Poder
Popular para la Planificación (2015). Sugerimos al lector descargar este archivo
vía internet para que le sirva de documento de referencia. La revolución boliva-
riana hace realidad el Art. 2 de la CRBV que dice que: “Venezuela se constituye
en un Estado democrático y social de Derecho y Justicia, (...)”. Es decir, por ley,
Venezuela es un Estado social y de justicia.
Tabla No. 1. Logros en revolución
Consumo: 1984-2013
Crecimiento: +100 %
Empleos en 2014: 4.626,867 Nuevos empleos: 266.868
Aumento de trabajadores formales
15 %
Desocupación 2002: 14,6 % Desocupación 2014: 5,5 %
Trabajadores informales en 2014 4.110.942 (cotizando)
Informales-formales 1999: 55-45 % 2014: 39,7-60,3 %
Coeciente de Gini 1998: 0,486 2014: 0,382
Brecha (20 % - ricos - 20 % + pobres) se redujo 5,7 veces 1998-2014
IDH-1980: 0,639 IDH-2013: 0,764
IDH = Índice de Desarrollo Humano
3
Mercosur, 2016
Fuente: Elaboración propia
3 Nota: Un IDH de 0,784 coloca a Venezuela en una escala de desarrollo humano muy alto. Esta información se publicó
por el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo). Otro logro importante del gobierno bolivariano es
la protección del adulto mayor. Para ello mirar el trabajo de Pedro Alejandro Duarte Llovera.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
409
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
Aun con los logros sociales y políticos de la revolución bolivariana, se ha
avanzado poco en la conciencia política, lo cual se demuestra por la aplas-
tante derrota que sufrieron las fuerzas revolucionarias el 6 de diciembre de
2015 cuando los partidos de la derecha venezolana, agrupados en la autode-
nominada Mesa de la Unidad (MUD), lograron la mayoría calificada (2/3) en
la Asamblea Nacional. Este poder, uno de los cinco que conforman el Estado
venezolano, se ha declarado en rebeldía contra los otros cuatro poderes al
prometer que el Presidente constitucional de la RBV tendría que abandonar el
cargo en seis meses, lo cual no han logrado. Además, han denigrado de los
otros tres poderes, considerando que la AN es el único poder válido. También,
han vilipendiado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, calificándola de
aliada del gobierno, manteniendo a un “régimen corrupto” y otros epítetos.
Para entender las causas subjetivas de tan aplastante derrota el Observatorio
de Lectura y Escritura “Luis Beltrán Prieto Figueroa” (2015) realizó una entre-
vista a 100 personas a nivel nacional, vía internet. Las respuestas obtenidas
nos hacen concluir que no hay un conocimiento exacto del proyecto boliva-
riano, especialmente sus raíces en los ideales del Libertador, y por otra parte
no se asume que el pueblo organizado o Poder Popular, es el verdadero
Poder Constituyente, quien debe ser la fuerza motriz, el músculo de este
proceso. Así las cosas, decidimos definir algunos conceptos y ahondar más
con respecto a socialismo, capitalismo y lucha de clases. Esto busca que
se tengan más herramientas colectivas para hacer que sepamos por lo que
luchamos y hacia dónde debemos caminar. En el apartado siguiente hacemos
ese trabajo pedagógico.
I. CONCEPTOS DE DEMOCRACIA Y SOCIALISMO
1. Democracia proviene de dos palabras griegas, demos (el pueblo) y
kratos (gobierno), es decir, gobierno del pueblo. En estos términos, la
democracia tenía connotación de participativa.
2. Principios de la democracia: 1) Isonomía. Igualdad ante la ley; 2) Isotimia:
igualdad en el derecho a acceder a todos los puestos públicos; e isogoría:
libertad de expresión. Esto era lo que definía su condición de democracia
directa, o democracia cara a cara, en tanto que era permitido que todos
los ciudadanos participaran en la asamblea, la cual se constituía en
comunidad de ciudadanos.
3. Ciudadano: es una persona que se identifica porque vive en un territorio
determinado que representa el lugar de origen, como su estatus cívico.
Ser ciudadano significaba tener una patria y una historia.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
410
4. La democracia estaba definida como la comunidad organizada y no en
función del individuo.
5. La democracia era el instrumento que los obreros pobres, campesinos y
artesanos, la mayoría, utilizaban en su lucha de clases contra el rico, los
grandes terratenientes que también eran los grandes dueños de esclavos.
6. Aristóteles (2011) define al hombre como ‘animal político’ (pp. 19-20),
como un ser social, queriendo decir que la ciudad precede al hombre y
que solo dentro de ella puede desarrollar su potencial. Esta definición se
contrapone al concepto neoliberal de que el hombre precede a la ciudad,
está por encima de ella, y por lo tanto desempeña un rol individualista y
autosuficiente que rompe la noción de ciudadanía.
7. Con la aparición del dinero (en Asia Menor, 300 años que Aristóteles) se
inició el segundo tipo de arte de la adquisición, el underline comercio, el
cual ya no estaba destinado al cubrimiento de las necesidades sino solo
a obtener la mayor ganancia posible. Así, Aristóteles (2011) dice que este
enriquecimiento (crematística) es el uso antinatural de las habilidades
humanas, un trastorno de la economía, que primero se basaba en el arte
del trueque.
8. Con la avaricia se dio origen al capitalismo y a la acumulación originaria
del capital como lo explica Marx (2011) enfocándose en el ejemplo de la
sociedad inglesa, que pasó de rural, campesina, a industrializada con
una élite capitalista dueña de la tierra y de los medios de producción.
9. El capitalismo se dio históricamente como producto de la conquista
europea de la América meridional con la invasión de Cristóbal Colón en
el año 1492. Entre 1929 y 1989 se dio la experiencia del ‘socialismo real’
o soviético, que tenía como sujeto histórico al partido que organizaba
al proletariado, pero se distorsionó al crear una gerencia aislada de las
bases y, ahora, esos dirigentes, son dueños de la industria aero-espacial,
las empresas del gas y petróleo, de las armas, etc. Ahora son capitalistas.
10. Con la llegada del capitalismo se dio inicio a las guerras como medios de
acumular riquezas, como lo explica Heinz Dieterich (2003), en su obra
Las guerras del capital. De Sarajevo a Iraq. En resumen, las guerras
mundiales se han dado porque los distintos grupos capitalistas poderosos
definen como objetivos vitales para su existencia y expansión como
imperios una parte del planeta rica en recursos materiales, como es el
caso de los recursos fósiles (petróleo).
11. El socialismo del siglo XXI, propuesto por Chávez, tiene como caracte-
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
411
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
rísticas las siguientes: a) Sujeto histórico: los movimientos sociales, con
movilidad hacia los órganos superiores de poder; Sistema de organización:
Estado Comunal, a través de la democracia participativa y protagónica;
Lugar de aplicación: Suramérica y, todo el Sur del planeta; Manejos de los
recursos naturales para satisfacer las necesidades, a través de su valor
de uso, conllevando esto a la preservación del planeta y la vida del ser
humano y de los animales que la habitan.
12. En el proceso bolivariano notamos una lucha entre el poder constituido
(instituciones del Estado) y el poder constituyente (poder popular o pueblo
organizado), donde las instituciones bloquean la transferencia de compe-
tencias (Ley Orgánica, 2012). En la guerra económica que es sufrida inter-
namente, sobre todo en la parte de la distribución de alimentos, el Estado
no ha convenido con el poder popular el control de la distribución tan
importante de la comida del pueblo. Sin embargo, el poder popular ha
mostrado signos de no asumir su rol protagónico, arrebatándole al Estado
esa facultad que por ley le corresponde como sujeto histórico. Más aún, en
la Comuna “Gral. Manuel Cedeño, Santa Rosa, Valencia, no se concreta
la comuna, máximo cuando en el año 2011 se conformó como tal. Eso
demuestra poca conciencia de avanzar a través de logros, los integrantes
(comuneros) se traban entre sí, no dejando que la conformación de la
comuna sea un hecho. Así, el poder popular ha demostrado también que
no está a la altura de lo que se requiere de él. Pensamos que debemos
tener hidalguía a la hora de apartarse a un lado cuando un camarada está
haciendo progresos, en vez de ser entorpecido el avance que, al final,
beneficiará a todos. Sumar es la consigna y no seguir dividiendo. ¡Qué
horror!
1.1 CONCEPTOS DE CAPITALISMO
1. El cimiento del capitalismo es el predominio del capital como elemento de
obtención de riqueza. Los propietarios de los más fundamentales y deter-
minantes medios de producción constituyen “la clase dominante, que vive
a expensas de explotar el trabajo asalariado ajeno.
2. El capitalismo es una forma de organización de la sociedad que fomenta
un proyecto de sociedad opresiva, por cuanto un grupo de personas
ejerce poder sobre el resto. Se llama a este formato explotador ‘relaciones
sociales capitalistas. Según la definición de Aristóteles (2011), el capita-
lismo no cumple con los requisitos de democracia participativa, donde
gobierna la mayoría, el pueblo organizado.
3. El capitalismo convierte a la sociedad en un gran mercado, colocando
a las personas en diferentes posiciones según su lugar con respecto a
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
412
los medios de producción. Específicamente, quien posee capital, tierras
y/o rentas es un burgués y puede comprar en el mercado sin restricción
alguna. Aquí en Venezuela podemos citar a Lorenzo Mendoza, Zuloaga,
Volmer, etc., los cuales estarán clasificados así hasta perder sus propie-
dades. Por otra parte, quien tiene solo sus manos, puede comprar si
primero se vende al burgués.
4. En el capitalismo el capital es un medio de dominación y utilización de
las clases sin medios de producción, lo cual se traduce en injusticia.
En estas condiciones el capital no es un instrumento para el desarrollo
humano, todo lo contrario. En este momento se comienza a producir la
lucha de clases, entre la burguesa y la clase de los carentes de medios
de producción.
5. Se llama lucha de clases a todos los enfrentamientos que se producen
entre opresores (burgueses) y oprimidos (fuerza de trabajo). Esta pugna
es antagónica, sin reconciliación posible, la cual se manifiesta en tres
terrenos: a) económico, b) ideológico y c) político. La primera se da por
parte de los desposeídos para obtener mejores condiciones de trabajo y
de subsistencia. A través de la ideología, el capitalismo logra imponer sus
ideas a la gran mayoría, a través de la escuela, los medios de comuni-
cación, la Iglesia y el Estado burgués. En el campo político se da una
lucha en torno al poder del gobierno y del Estado, lo cual conduce a una
sociedad más justa si la fuerza laboral logra acceder al poder político.
6. La ‘acumulación originaria’, definida por Marx como el proceso histórico
de obtención de propiedad desarrollado por la burguesía, significó y
sigue significando la explotación irracional de los recursos naturales
hasta límites ambientales suicidas. Esta acumulación originaria significó,
igualmente, la expulsión de millones de campesinos de sus tierras, el
saqueo a las riquezas de todos los pueblos por medio de guerras, el
aniquilamiento de etnias completas que no aceptaron a ser dependientes,
la esclavización de millones de personas que ahora son mano de obra
barata en posesión de los burgueses del planeta. Contra este ecocidio de
la madre tierra se opone el Objetivo Histórico N
o
5 del Plan de la Patria
2013-2019[12] aprobado por la Asamblea Nacional.
7. El Estado capitalista nace cuando la burguesía requiere que sus derechos
individuales (propiedad privada) estén explicitados en las leyes. Por ello,
la burguesía inventa el Estado-nación, donde, además de garantizar su
riqueza de clase dominante, el Estado-nación le sirva como un mercado
interno para realizar sus negocios. Esta organización le permite al gran
capital controlar a la población, a la vez que planifica expansiones econó-
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
413
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
micas a otros lugares, en los cuales podía obtener una acumulación
superior a la interna. Visto así, la lógica del sistema capitalista es: mayor
lucro en el menor tiempo.
8. El capitalismo es incompatible con el concepto de ciudadanía a través del
siguiente argumento: Hay un mercado capitalista, donde los productos
pertenecen al capital, y hay un mercado de productos del trabajo de los
miembros de la sociedad civil. El capitalismo presupone ante todo la
separación de la mayoría de la población de sus condiciones materiales
de trabajo (y, por tanto, de subsistencia). Y esta «base estructural»
constituye por sí sola el fundamento entre capitalismo y ciudadanía. En
otras palabras, cuando la mayoría está desposeída de la propiedad,
entonces carece de ciudadanía. Kant (2012) dice que es una farsa asociar
una habilidad, oficio, arte o ciencia como parte del concepto de propiedad
capaz de proporcionar independencia civil. Para él, es una propiedad
cuando “haya de ganarse la vida gracias a otros, lo haga solo por venta
de lo que es suyo, no por consentir que otros utilicen sus fuerzas” (p.35).
9. La expansión del capital a otros lugares significa el empobrecimiento de
los países invadidos por el capital foráneo. Si los gobiernos de esos países
se niegan a ser penetrados económicamente o ponen restricciones a
las ganancias del capital foráneo, entonces sufren desestabilizaciones,
golpes de Estado y hasta invasiones militares. Un ejemplo concreto es la
política norteamericana que desarrolla alrededor de cinco guerras simul-
táneamente para apoderarse de los recursos naturales que necesita. Tal
es el grado de degeneración que exhibe este imperio que, durante 2015,
por órdenes de Obama, se han lanzado más de 10.000 bombas en el
mundo. Ampliando a Bolívar (1985), que “el imperio norteamericano está
predestinado por la Providencia a plagar de miseria al mundo a nombre
de la libertad de los mercados” (p.12).
10. Nosotros hemos agregado «de los mercados», expresión que define al
capitalismo y su fase superior, el neoliberalismo.
Como la república bolivariana defiende la preservación de los recursos del
planeta, entonces somos un blanco al cual Obama nos quiere torcer el brazo,
esto se manifiesta en forma abierta o encubierta. Por ejemplo, en el documento
TC 18-01 del año 2010 se define la guerra no convencional de forma indirecta.
Ello se hace a través de un movimiento de resistencia interna. Consideremos
que en Venezuela dicho movimiento es el partido político Voluntad Popular,
que se ha mostrado de la forma más fascista posible al producir en febrero
de 2014, a través de ‘La Salida’, 43 muertos y 868 heridos de gravedad
(mutilados, entre otros casos) como lo denuncian los afectados agrupados en
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
414
el “Comité de las Guarimbas y del Golpe Continuado” [14]. Se dice que una
persona está “alienada” cuando pertenece a una clase social, mientras piensa
con la ideología de la otra clase y, en consecuencia, la defiende. El ejemplo
más patético es un obrero de una fábrica que se cree que es un burgués,
pues viste ropa de marca, sus hijos estudian en colegios pagos, hace fiestas
despampanantes, etc.
I.2 ESTRUCTURA SOCIAL-FORMAS DE CONCIENCIA
En esta subsección vamos a discutir la relación dialéctica entre estructura
e historia, siguiendo a Mészáros (2013), en su libro con el mismo título. Se
considera importante este estudio, porque permite calibrar el tamaño de la
tarea que se tiene por delante y entender de una vez que la disputa entre los
dos modelos se enmascara, se diluye en el envoltorio sin mirar lo fundamental
que está en el interior.
El estudio que emprenderemos apunta a la comprensión de la naturaleza y la
esencia de toda formación social para la cual buscamos soluciones consis-
tentes para los problemas que se tienen. En lo que nos atañe, nos aboca-
remos al caso de la formación social del capital y del capitalismo, que tiene
una intencionalidad a ser excesivamente abarcante –ya que se permea toda
la estructura global– de todos los dominios de la reproducción social y apunta
hacia la dominación mundial, de forma agobiante.
Para lograr tal tarea es fundamental mirar a las ciencias naturales como
nuestras aliadas, sacándolas de su estuche de cristal, pues ellas están ligadas
a todas las formas materiales, prácticas, de la producción industrial capita-
lista. Ahora la ciencia se constituía en la “ciencia del hombre y su historia”. Esto
conlleva a poner de manifiesto las relaciones entre la potencialidad creativa
del trabajo humano, donde se incluye el esfuerzo científico de la sociedad y
sus grupos, y su papel alienante de la expansión y expansión incontrable del
capital, convirtiendo este proceso en un fetichismo.
Como consecuencia y para ser consecuente, Marx (2011) insistió en que la única
pesquisa teórica con sentido era cuando ella era capaz de ponerse al frente de la
discusión. Sin ninguna mistificación ni especulación la conexión entre la estructura
social y política con la producción. La estructura social y el Estado están surgiendo
constantemente de los procesos de vida de los individuos particulares. Con estas
herramientas a la mano Marx (2011) no se quedó solo en el estudio contemplativo
de la historia del hombre, su estructura social y la producción, sino que es posible
percibir “la necesidad, y al mismo tiempo la condición, de una transformación de
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
415
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
la industria y de la estructura social” (p.25).
Es decir, disecamos el sistema capitalista en los rubros señalados, pero al
mismo tiempo buscamos la manera de corregirlo, de transformarlo, por un
nuevo sistema de relaciones sociales e industriales, para resolver la agudeza
de la crisis generada por el capitalismo. En síntesis, de lo que se trataba
era de un cambio estructural cualitativo que fuese capaz de englobar toda la
reproducción social, donde se incluía la esfera política (Estado). Marx (2011)
decía que solo cambiar al personal dominante no era suficiente, ya que se
dejaba en pie el sistema estructural explotador de la reproducción material y
cultural, que son la médua del capitalismo clásico. Para él, “la tarea histórica
tenía que ser cumplida mediante la reestructuración «de arriba a abajo de las
condiciones de su existencia industrial y política, y en consecuencia todo su
modo de ser»” (p.35).
No obstante, la magnitud de la tarea a cumplir no era ecléctiva, ya que ningún
tipo de orden reproductivo de la humanidad es concebible sin su dimensión
histórica, correctamente anexada. Lo mismo vale para la parte histórica,
un movimiento histórico como el capitalismo debe estudiar las estructuras
materiales específicas. Es decir, estructura e historia están ligadas de forma
dialéctica, de forma unida, dinámica.
Entonces, la propuesta de K. Marx (2011) es la postulación visceral de un
cambio estructural completo que afecte a la humanidad global, con la
urgencia de las tareas que han de afrontar los seres sociales, debido a la
autodestrucción de la misma humanidad. La propuesta del sociólogo alemán
se produce en la cual ocurre la necesidad objetiva de un cambio de época,
del orden social del capital a otro diferente cualitativamente en todas las
concepciones esenciales. Según él, el cambio profundo, de raíz, se debía
a la necesidad de poder controlar el metabolismo social de la humanidad.
Cuando se dio la propuesta, el capitalismo daba muestras de entrar en su
etapa descendente del desarrollo de las fuerzas productivas.
La fase descendente del capitalismo, cuando las fuerzas productivas se han
desarrollado a tal punto que se convierten en una amenaza para la humanidad
y el planeta Tierra, es lo que Marx (2011) denominó “socialismo o barbarie,
lo cual se debe a que en esta etapa el capitalismo se convierte en depre-
dador de la naturaleza y de las fuerzas sociales que generan riqueza para el
capitalismo.
El ojo del alemán vio primero toda la implosión del orden reproductivo
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
416
del capital, no debido a una calamidad natural, sino debido a sus propias
contradicciones de orden histórico y a sus antagonismos irresolubles a
nivel de la dominación social (trabajadores) y la expansión global del capital
(neoliberalismo).
Cuando ocurre esta saturación y se dan las contradicciones señaladas se
agota el límite existencial del capitalismo ascendente y comienza su decli-
nación. Es decir, no es que haya ciclos donde el capitalismo entra en crisis,
es que el capitalismo se ha convertido en un sistema en decadencia perma-
nente, sin posibilidad de recomponerse. Está herido de muerte.
Cuando ocurre la fase descendente del capitalismo comienzan a aparecer los
defensores de dicho sistema para tratar de que perpetúe, haciendo alabanzas
cuando en la verdad se han puesto de espaldas a la realidad, apoyando la
barbarie señalada anteriormente. Según el padre del socialismo: En lugar
de investigadores desinteresados, hubo espadachines a sueldo; en vez de
investigación científica genuina, la mala conciencia y la intención dañina de
la apologética.
Según lo anterior, para los “espadachines” hay que defender al capitalismo,
la ideología del capital y en este momento ocurre la defensa del sistema
explotador y extractivista a utilizar las estructuras del Estado: iglesia, escuela,
medios de comunicación, etc., para mantener alienada a la población. Los
palangristas, los a sueldo de la pluma, dejan de lado la preocupación erudita
por los requerimientos de la verdad, yéndose por la autopista de lo que es
“útil y conveniente para el capital”. Otros pescan en río revuelto con la técnica
de fraccionar, de desmembrar, de romper, la integralidad del pensamiento
que se conoce como la disociación: se presentan aspectos parciales de la
realidad como información para que las personas no tengamos la “película
clara”. Es tan prolija la defensa del capitalismo en su curva descendente, que
otros apologistas crearon la concepción de “capitalismo hibridizado, muy de
moda en los países capitalistas avanzados donde se inyectan fondos públicos
en la revitalización de las empresas capitalistas. Con esta técnica se pretende
alargar la vida del capitalismo agonizante, pero lo grave de todo ello es que
los fondos que se usan son las pensiones de los contribuyentes para la voraz
saciedad de los capitalistas con empresas quebradas, quedando los traba-
jadores sin prestaciones cuando les toque jubilarse. ¿Qué tal? Oprobioso,
pues aquí comienza la opresión de la clase trabajadora en beneficio de los
capitalistas.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
417
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
Para hacer la historia más corta, cuando ello no funciona, los capitalistas
usan los ejércitos de los Estados de los países avanzados, para invadir otros
países en busca de recursos naturales. Las dos guerras mundiales, como
ya hemos dicho (Dieterich, 2005), fueron guerras inter-imperialistas por la
apropiación de recursos naturales que eran vitales para intereses diferentes.
Esas dos guerras son muestra evidente que las guerras no son más que
una necesidad de los capitalistas entre sí y contra países que defienden su
soberanía ante los saqueadores. Como decimos, aquí no se salva ni el gato.
Para darle un redondeo a esta subsección decimos, junto a Mészáros (2013),
que cuando los asalariados, las masas desposeídas, entienden que existe la
necesidad histórica de luchar contra el capitalismo por que la supervivencia
humana está en riesgo y la rapiña de los recursos de la madre Tierra son
extraídos sin piedad, entonces ocurre la “conciencia política. En este momento
hemos entendido que este sistema de producir ganancias para los pocos y
miseria para la mayoría está en su etapa terminal y nos llevará a la tumba si
no le damos un tate quieto.
I.3 DATOS DE GEOPOLÍTICA
Se propone un conjunto de parámetros que definen las relaciones entre
países, lo que se conoce como la geopolítica mundial de Europa.
En la Tabla No. 2 se presentan en forma sucinta las principales preocupa-
ciones de Europa Occidental para la próxima década. Allí el 35 % de su
preocupación es hacia lo interno, el 33 % lo ocupa la relación con sus vecinos
del Este y Rusia, mientras que el 7 % se lo dedicarán al Oriente Medio y el
África Sub-Sahariana (no mostrado en la tabla) ocupa el 12 %. El resto del 3
% se concentrará en Asia.
En la segunda línea de la Tabla N
o
2 se dedica al tema de las condiciones
que tienen que tener los países occidentales para ser poderosos. El 52 % de
los países concluyen que los que inviertan en el área de cibernética serán
poderosos, mientras que el 19 % dice que la inversión espacial los hará
poderosos, quedando el 16 % para los que inviertan en el mar.
En la tercera línea de dicha tabla se muestran las grandes amenazas para
la humanidad en la próxima década. El primer lugar lo ocupa la escasez de
recursos cruciales, con 45 %, la sobre-población ocupa el segundo lugar con
25 %, mientras que la violencia extremista tiene un 14 %. Otras preocupa-
ciones son guerras entre estado y guerras civiles con porcientos de (9 y 7,
respectivamente), que no se muestran en la Tabla N
o
2.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
418
El informe completo tiene otros temas que no han sido incluidos aquí. De
la Figura N
o
2 se concluye que existe una preocupación en sus relaciones
con Rusia y que ellos quieren ser Estados poderosos para lo cual colocarían
recursos en cibernética, seguido del espacio. Lo más preocupante de dicha
tabla es el reconocimiento que los recursos esenciales son una amenaza para
la humanidad, no solo para ellos como europeos. Esta consideración nos lleva
a concluir que la lucha por los recursos naturales estará a la orden del día,
como lo reconoce Mónica Bruckmann (2011) en su tesis doctoral. Esta tesis
es el mejor lugar para entender la relación entre la producción de petróleo,
minerales preciosos y metales con uso tecnológico y los países que compran
estos productos. En la lista de Mónica hay que incluir el agua, líquido que se
está agotando a nivel mundial.
Tabla No 2. Geopolítica mundial europea preocupación
Interno 35 % Rusia 33 % Oriente 7 %
Cibernética 52 % Espacio 19 % Mar 16 %
Recursos 45 % Población 25 % Violencia 14 %
El mundo en que vivimos está impregnado de desigualdades sociales, global-
mente. Estas verdades no se dicen abiertamente, se ocultan, endiosando a
los países capitalistas desarrollados, que se venden como los sitios atrac-
tivos, hacia donde se deba emigrar y buscar mejores condiciones de vida. El
proyecto bolivariano apunta hacia la mejora de las condiciones sociales de
una cantidad elevada de habitantes del planeta que están fuera del alcance
de sus necesidades básicas, por lo cual no participan de los beneficios que
produce el capitalismo industrial.
En la Figura 1 se muestran asimetrías de buena parte de la población mundial,
como lo es reportado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDE,
2017), dependencia de la FAO. De la Figura 1 en esta investigación se ve que
el planeta Tierra, desde el punto de vista económico y social, está sumido en
una pobreza espantosa, lo cual es culpa del modelo capitalista central que
reside en Norteamérica y Europa Occidental.
II. LA PATRIA GRANDE LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA
Bolívar (1985) estaba convencido de que una victoria parcial en uno solo de
los países nacientes, una sola independencia individual, estaba destinada al
fracaso, porque las tropas españolas concentradas en Perú iban a abortar el
proceso desunido.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
419
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
Figura No. 1. Personas que no comen lo suciente (2016)
4
.
Esa idea de unión latinoamericana, con gobiernos políticos diversos, pero
unidos para expulsar la bota insolente del invasor español de la época, es lo
que defiende la revolución bolivariana. Por eso se creó la UNASUR, la CELAC
y el ALBA TCP como instrumentos políticos, mientras que desde el punto de
vista económico-social se levantaron grandes propuestas como Petrocaribe,
el Banco del Sur.
Desde el punto de vista comunicacional se llevó a la realidad TELESUR,
que es el mejor canal televisivo del continente, que tiene una programación
de la realidad del Nuevo Mundo (América Latina y el Caribe) y allende. Es
una televisión, un gran cañón comunicacional, desde el Sur teniendo como
norte el Sur. Este canal dice nuestras verdades a la vez que desmonta las
matrices de los dueños de los grandes medios de comunicación de masas
con programas de investigación.
Venezuela ha ocupado el lugar de lucha que otroramente fue ocupado por
Cuba. Venezuela es un país que ha mostrado durante 18 años un modelo
político-social que emerge como alternativa al modelo capitalista depre-
dador, que lidera la élite estadounidense con su doctrina Monroe del año
1823 (Bolívar, 1989). Uno de los presidentes de los USA, John Quincy, acuñó
4 La menor desnutrición se localiza en Europa Occidental, Norteamérica, con una desnutrición de menos de 2,6. En
cambio, Asia (excluyendo a Rusia y China), África y América Latina y el Caribe tienen porcentajes alarmantes. Por lo
tanto, la gestión libertadora debía ser continental (Manifiesto de Cartagena y Carta de Jamaica).
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
420
una frase celebrísima: “Los Estados Unidos de América no tienen amistades
permanentes: tienen objetivos e intereses permanentes” (1997, p.1).
El proceso de integración se ha dado con fuerza en la América Latina y en
el Caribe con una alta densidad a través de articulaciones entre instituciones
subregionales, regionales y continentales, que transforman el proceso en
una realidad tupida, que la dinamizan jefes de Estado, cancilleres y muchas
agencias de los países, que al mismo tiempo conlleva la integración de
los pueblos y movimientos sociales (Bruckmann, 2011). De forma natural
las ciencias sociales tuvieron un crecimiento vertiginoso con este proceso,
creándose entre otros el CLASSO (1968), FLACSO (1954), CEPAL (1957),
entre los pioneros.
Toda esta arquitectura desarrollada tanto en lo político, comunicacional,
económico y de investigación en el aspecto social dio la sensación de
producir una integración a largo plazo. No obstante, ahora estos avances
se han resentido con la llegada de Mauricio Macri a Presidente por el voto
popular, pero con un proyecto neoliberal y el asalto del poder en Brasil por
un golpe parlamentario que destituyó a la presidenta Dilma Roussef. Ahora,
el Presidente interino de Brasil trae un proyecto neoliberal y junto con Macri
comienzan a minar las bases del MERCOSUR social (2016).
Recordemos que la agenda social la logró Venezuela dentro del seno de este
mercado del sur, que inicialmente solo se preocupó por los intereses de los
empresarios de Argentina y Brasil (Guerrero). Otros países como Paraguay,
que siempre se negó a admitir a Venezuela en dicho seno, y Perú con nuevo
Presidente derechista, se sublevan, mientras otras naciones hacen lo mismo.
Solo Uruguay se solidariza con la Presidencia Pro-Tempore de Venezuela.
Mirando todo el panorama, vemos que los países en lo interno han virado
hacia la derecha, hacia el capitalismo neoliberal. Pensamos que la razón
para que haya ocurrido esa estampida, alejándose de los logros sociales, se
debe a la falta de conciencia política. Esa falta de concientización se podría
achacar a diferentes factores como: 1) aparición de un nuevo estrato social
“medio que consiguió salir de la pobreza y ahora quiere mejores condiciones
y que sean más veloces; 2) existencia de una propaganda mediática que
capturó la mente de los que se beneficiaron en los procesos de izquierda;
3) falta de una política de Estado que formase a los nuevos líderes y que
estos se encargaran de mover a las masas a un mayor entendimiento de las
ofertas de los proyectos político-social en disputa. Por otra parte, podemos
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
421
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
pensar que los procesos de cambios no van con la rapidez que los progre-
sistas queremos. En este caso, pudiésemos adoptar el punto de vista que los
retrocesos que han ocurrido son el mejor teatro de formación para que se
puedan comparar los modelos. Por ejemplo, en el caso de Argentina se han
destruido 120.000 empleos, según confesiones de dicho gobierno. En el caso
brasileño, las políticas sociales implementadas en los gobiernos de Lula da
Silva y Roussef han sido diezmadas y/o eliminadas. Es decir, los beneficios
sociales adquiridos en los gobiernos progresistas ahora no existen.
Este período de choque, de eliminación de conquistas sociales, ha alborotado
a los pueblos de estos dos países. Macri no tiene descanso con tantas
manifestaciones que le brotan a diario y Temer, cuyo partido está acusado de
corrupción, comienza a mirar el rechazo de su población tanto en los eventos
públicos donde asiste como en los alrededores de su casa familiar ubicada en
la ciudad de São Paulo.
Entonces, debemos esperar que se dé la toma de conciencia política a lo interno
de cada país y de allí a los países de Suramérica. No se deben acelerar los
procesos si los pueblos no están preparados, si no tienen quien les muestre lo
que ofrece un proyecto y lo que ofrece el opuesto. Los recortes de beneficios
sociales de la derecha son la mejor política para tomar conciencia. Hasta este
momento decimos que la mayoría de la población se ha derechizado, pero la
lucha entre los dos modelos, a través de los desaciertos genéticos de Macri y
Temer nos están abriendo los ojos. El proceso bolivariano debió auspiciar un
programa de concientización colectiva y formación de cuadros para liderizar
el proceso. También debió cuidar mejor, en cuanto a calidad y frecuencia de
programas televisivos, la contra-ofensiva mediática para evitar la alienación
de la mayoría de la población.
III. LA PAZ EN COLOMBIA
Hemos visto que la construcción de la Patria latinoamericana y caribeña o
Nuevo Mundo como la llamó Bolívar ha sufrido algunos tropiezos, palos en
la rueda de la bicicleta, que hacen que parezca que todo es oscuro, que la
unión latinoamericana está herida de muerte. Sin embargo, viendo el “Acuerdo
Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable
y Duradera” (2016), que se firmó en Cuba el 24.08.2016 entre el gobierno de
Colombia y de las FARC-EP lanzan al espíritu buenas noticias para pensar
que se logrará parar la guerra en dicho país hermano después de más de
60 años de guerra civil, donde los muertos, heridos, desaparecidos, despla-
zados internos y fuera de Colombia llevan registros incontables de cuantificar,
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
422
a pesar de los trabajos que hacen la ACNUR (2015), la Comisión Histórica del
Conflicto y sus Víctimas (CHCV), la Corporación “Nuevo Arco Iris”, entre otras
5
.
De acuerdo al documento de ACNUR (Tendencias Globales, 2015), el
número de desplazados por la fuerza en el mundo es de 63,5 millones de
seres humanos. De ellos, 21,3 millones son refugiados (16,1 millones bajo el
mandato de ACNUR y 5,2 millones de refugiados palestinos, según datos de
UNRWA, Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos).
El primer país de donde emigran sus ciudadanos es Siria, con 4,9 millones;
en segundo lugar, se ubica Afganistán con 2,7 millones. En el décimo lugar se
encuentra Colombia con 340.200. Es decir, su problema interno es causante
de la oleada de migrantes fuera de sus fronteras. Por lo tanto, la firma del
Acuerdo de Paz en La Habana significa la posibilidad de reconciliación
y regreso de los colombianos y colombianas a su territorio de nacimiento.
Según el informe del Centro Nacional de Memoria Histórica (2013), la razón
de muertos por la guerra/homicidios es de 3/10, mientras la razón comba-
tientes muertos/civiles muertos es 1/4. A todas luces la guerra civil colom-
biana ha impactado enormemente a la población civil, a quien no participaba
de la guerra.
Así como se vitorea la firma del acuerdo de paz, por permitir que los familiares
se abracen nuevamente, también decimos que el acuerdo de paz constituye
un documento político que, al ser sometido y aprobado en referendo nacional
el 02 de octubre de 2016, permitirá tener un proyecto de país. Decimos que
el documento firmado en casi 4 años de negociaciones es un documento
político, una hoja de ruta, que podría llegar a una nueva Constitución, se
debe a que está compuesto de acuerdos individuales, que están entrelazados
orgánicamente entre sí. Ellos son:
1. Hacia un nuevo campo colombiano: Reforma rural integral.
2. Participación política: Apertura democrática para construir la paz.
3. Fin del conflicto.
4. Solución al problema de las drogas ilícitas.
5. Acuerdo sobre las víctimas del conflicto.
5 Nota: Según el documento de la FARC-EP citado ([23], “la ley de tierras o ley 200 fue promulgada en 1936 por
el gobierno de Alfonso López Pumajero, pero el movimiento guerrillero fue fundado en 1964 en respuesta a la
agresión oficial, la oligarquía nacional y el imperialismo estadounidense. Esta agresión se concentró en los pobres
de Colombia, luchadores populares, comunistas y liberales. Esta represión fue armada, en la cual se enmarcaron una
serie de acciones que llevar o a la muerte a varios de sus líderes”. Por lo tanto, el problema de la violencia en Colombia
lleva 80 años en contra de la población desposeída colombiana.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
423
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
6. Implementación, verificación y refrendación. Después de leer este
documento de 297 páginas, vemos que los negociantes de la paz han
hecho un trabajo político-legal que blinda este proceso contra toda defor-
mación. El mismo se depositará en Suiza.
En consecuencia, el proceso colombiano apunta a que los países estamos
avanzando a velocidades diferentes, unos más rápido que otros. Quizás
pecamos de ser muy idealistas, pero al ver el esfuerzo de llegar a la firma del
acuerdo de paz, solo nos queda decir que lo imposible lo resuelve la política.
Colombia está comenzando a vivir una época de ensueño. Los sondeos
de intención en el plebiscito indican que una proporción de 3/4 partes de la
población votará por el sí. El resultado del plebiscito fue un rechazo pírrico a
favor del no. La campaña fue feroz contra los acuerdos de paz de La Habana.
IV. CONCLUSIONES, DISCUSIÓN, PROPUESTAS
Esta sección tiene un interés triple: concluir en poco espacio lo que hemos
desarrollado, por una parte. Además, nos dedicamos a discutir en mayor
profundidad los dos modelos político-económico-social que se disputan las
preferencias de las mentes y corazones de los habitantes del planeta: el
socialismo y el capitalismo. Al final de esta sección, la última parte es un
conjunto de propuestas.
4.1 CONCLUSIONES
En la primera sección se ha estudiado la evolución tortuosa del proceso
bolivariano venezolano, hasta llegar al nivel de declararse socialista en el Foro
de Porto Alegre. Una tabla muestra los logros en el área social de la revolución
bolivariana.
Se han enunciado los conceptos de socialismo, socialismo del siglo XXI y
capitalismo. Se ha colocado una tabla donde se muestra la geopolítica mundial
europea. De allí se concluye que los recursos esenciales es la preocupación
de dichos países. Hemos dicho que este requerimiento los empujará hacia la
guerra, lo cual no es de dudar ya que ellos están haciendo alianzas con la
OTAN.
En la sección de la Patria grande hemos discutido los avances ocurridos
en la integración latinoamericana y caribeña como lo soñaron Miranda y
Bolívar. Discutimos los retrocesos de la integración, pero hemos matizado
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
424
que los malos tratos que han impactado el MERCOSUR y la pérdida de
las conquistas sociales, con la llegada de gobiernos derechistas al poder
en Argentina y Brasil, posiblemente representan períodos de aprendizajes
ideológicos cuando las mayorías internalicen que lo que les viene encima es
desempleo, precariedad, falta de los derechos humanos fundamentales, etc.
Hemos abierto una subsección al proceso de paz en Colombia para hacer ver
que los procesos políticos no son iguales en todos los países. Saludamos la
firma de dicho convenio en La Habana.
En Venezuela estamos avanzando en un proceso social priorizando las
mayorías. A pesar de la guerra mediática que se lleva a cabo por los dueños
de los grandes medios de comunicación privados, el pueblo venezolano ha
aumentado su nivel de conciencia política, teniendo como norte a la Patria
Grande Latinoamericana y Caribeña, idea instalada en nuestro acervo político
por Miranda, Bolívar y Hugo Chávez. Este objetivo estratégico se desarrolla
dentro de un conflicto de lucha de clases en todos los aspectos de la vida
venezolana. Podemos decir, no obstante, que la conciencia política alcanzada
nos ha permitido resistir los embates internos y externos del modelo imperial
centralizado en los Estados Unidos del norte. Ese nivel de conciencia política
ha evitado lo ocurrido en Brasil y Argentina: un golpe de Estado institucional
en el primero y un Presidente electo en el otro caso por la mayoría del segundo
país. La lucha sigue, en condiciones difíciles en la tierra de Bolívar, pero la
resistencia proporciona el tiempo necesario para diseminar nuestras ideas,
nuestro modelo y nuestros planes de país.
4.2. DISCUSIÓN
Hemos dicho que los únicos modelos político-económico-sociales que existen
actualmente son el capitalismo y el socialismo. El espectro que existe en el
medio es una utopía de llevar soluciones a los problemas de las mayorías
desposeídas. Si la visión de convivencia pacífica entre los dos sistemas se
adoptara sería una tremenda ingenuidad, pues se defendería la posibilidad
de domesticar al capitalismo dominante a fuerza de introducir algunos correc-
tivos. Es como si tuviésemos una lucha de clases desde arriba, ingresando
con buenas ideas a las altas esferas del poder. No hay modo de anidarse
en dicho seno para obligarlo a atender necesidades humanas. Como hemos
visto anteriormente, la esencia del capitalismo es la obtención de ganancias
en el menor tiempo posible.
Debido a la irreconciabilidad entre los dos sistemas, la emergencia de
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
425
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
gobiernos que basan sus propuestas en independencia y soberanía política
(anti-imperialismo) y defensa de sus recursos naturales sin duda alguna serán
atacados abiertamente o por métodos de guerra no convencional.
Para demostrar con cifras la precarización del salario, en España y en el
resto del mundo, se presenta la Tabla N
o
3. Después discutiremos el caso de
América Latina y el Caribe.
Tabla No. 3. Precarización de los salarios % del PIB
AÑOS OCDE % ESPAÑA %
1975 67,5 66,9
1995 58,9 60,1
2007 55,9 54,0
De la Tabla N
o
3 se observa la reducción de la clase obrera en la riqueza de los
países desarrollados. Ello ocurrió a partir de que la amenaza del comunismo
comenzó a evaporarse con la caída de la Unión Soviética. Sin embargo, lo
más importante de puntualizar es que el proyecto político de la socialdemo-
cracia europea, incluso en esas condiciones históricas de no tener enemigo a
la vista, solo es posible en espacios limitados. Por lo tanto, bajo reglas capita-
listas, el Estado de bienestar social no es posible si no recurre al cercado
de sus fronteras. Aún más, hay que agregar a esta disminución de salarios,
la sobreexplotación. Como colofón, el nivel de consumo que han tenido
los países del centro de Europa no es exportable, pues ya hemos roto las
barreras de sostenibilidad del planeta. A pesar de esto último, el capitalismo
sigue exprimiendo a la madre Tierra en busca de recursos para seguir con
el ritmo de producción desaforado. A este desenfreno tenemos que pararlo,
como lo estipula el Objetivo N
o
V del Plan de la Patria.
El asunto no para en los salarios, aunque está relacionado. Siguiendo
con España, en la Tabla N
o
4 se muestran estadísticas de la Plataforma
de Afectados por la Hipoteca (2013), donde en un período de 5 años los
españoles han sido forzados a desalojar sus casas (244.278 casos) y, solo en
2012 177.900 españoles han tenido que entregarlas por no poder pagar. Esta
panorámica completa con multas de 30.000 euros por impedir los desahucios,
lo cual está contemplado en la Ley Mordaza española. El INE español publica
que la tasa de suicidios ha aumentado 20 % desde 2008. Es decir, España es
un desastre social y usa la interferencia en asuntos de otros países, como en
Venezuela, para desviar los grandes problemas que tiene. Es un capitalismo
salvaje de la banca y las finanzas internacionales.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
426
Tabla No. 4. Desahucios en España
PERÍODO o AÑO DESALOJOS
2008-2012 244.278 (forzados)
2012 177.900 (entregados)
Visto todo lo anterior en esta discusión podríamos plantearnos la siguiente
interrogante, como lo hacen Fernández Lira y Alegre Zahonero (s.f.) ¿Qué
institucionalidad persigue el capitalismo para realizarse a plenitud? Sin lugar
a dudas, el capitalismo buscará construir un Estado que no contenga rastro
alguno del carácter fundamental de la división de clases.
Como consecuencia de ello, no habrá necesidad de que establezca el Estado
de derecho, que se borre del mapa, que no aparezca en la Constitución. Por
eso vemos que la derecha venezolana odia demasiado todo lo que huela a
derechos sociales y a clase social diferente a la suya. Claro, en el espacio
laboral se seguirán negociando contratos individuales donde les sea fácil
torcerle el brazo al trabajador indefenso, que no tenga sindicato que lo defienda
como un colectivo de la lucha de clases. Siguiendo esta lógica perversa, el
Estado capitalista buscará que cada industria capitalista pueda hacer lo que
considere oportuno y que sea compatible con los otros socios capitalistas.
Adicionalmente se buscará que el Estado permita que los capitales se muevan
como ‘perro por su casa, es decir, de un país a otro. Esto indica que el FMI
y el BM puedan entrar y salir de los países sin restricciones, maniatando los
acuerdos firmados con la Asamblea General de la ONU, un parapeto ante los
desmanes del capital. En estas condiciones, valga la pena decirlo, los Estados
perderían soberanía ante los designios de los grandes centros de poder. Ello
no les hace mella a las oligarquías nacionales, pues ellas funcionan como
una estructura militar: los jefes están en el país del Norte y los subalternos
son los capitalistas de la periferia.
Entonces, tenemos dos modelos distintos, que apuntan a objetivos diferentes.
El capitalismo busca la maximización del capital, en el menor tiempo, con
movilidad de capitales especialmente la de los poderosos centrales, mientras
que el socialismo busca la ‘máxima suma de felicidad posible, en armonía con
la naturaleza. En este sentido, la revolución bolivariana es bolivariana como
lo predicó el Padre de la patria en el Discurso de Angostura (1819) (Guerrero,
2012), que se complementa con el II Plan Socialista Nacional (2013-2019).
Hemos centrado nuestra discusión económico-social en lo que ocurre en la
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
427
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
actualidad. Sin embargo, Atilio Borón (2016) se ha paseado por los destrozos
ocasionados tanto del sector social como económico debido a la aplicación
de las llamadas políticas sociales del Consenso de Washington. Ello se
ejemplifica con el tratamiento del salario en América Latina durante 15 años
(1980-1995).
Tabla No. 5. Salarios, en US $, en América Latina
Años 1980 1985 1990 1995
A 184 193 180 159
B 43.685 54.929 64.948 66.363
B/A 237 285 361 417
A = 1 % más pobre; B = 1 % más rico; B/A = cociente.
De la Tabla N
o
5 se observa que durante esos 15 años la brecha entre ricos y
pobres aumentó hasta una razón más de 400 veces. Es decir, la mayoría de la
población latinoamericana y caribeña tenía salarios paupérrimos en relación
con el quintil concentrado en la franja de los más ricos. En ese período
también, se aprobaron medidas en contra de los trabajadores como aumento
de la edad mínima de jubilación en dos años, eliminación de las condiciones
de salud y atención médica. Simultáneamente se eliminaron impuestos
a compañías tales como Coca-Cola, Champagne y Alfombras de lujo. Los
ingresos públicos de los asalariados pasaron a manos privadas.
No se debe descuidar que el imperialismo a través de sus órganos desestabi-
lizadores como la NED, la USAID, la FAES (española), la Fundación Adenauer
(alemana), etcétera, y sus lacayos internos atacan a la revolución bolivariana.
Por ejemplo, la NED (estadounidense) ha financiado grupos oposicionistas
locales a través de “proyectos” [14], lo cual se muestra en la Tabla N
o
6 a
continuación.
Tabla No. 6. Injerencia de la NED en Venezuela
AÑO No. PROYECTOS MONTO/PROYECTO (US $) MONTO ANUAL (US $)
2014 84 72.992 2.481.734
2016 37 40.123 1.484.546
Fuente: Elaboración propia. Datos tomados del portal de la NED
De la Tabla N
o
6 vemos que el monto invertido por la NED en 2014 fue de US
2.481.734, mientras en el año 2016 disminuyó a 1.484.546. Esos presupuestos
son accesibles en el siguiente año fiscal. Así, el año 2014, conflictivo por el
proceso de desestabilización de las guarimbas (también conocido como “La
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
428
Salida”, que son manifestaciones violentas en las ciudades) fue superior al
año 2016. Debido a la conflictividad ocurrida en 2017 se prevé que el monto
vuelva a tener un pico elevado.
La quinta columna, la conocida burguesía apátrida venezolana, esa que no
aparece en público protestando abiertamente contra la revolución bolivariana,
es la que está detrás de los procesos desestabilizadores. Esa burguesía
parasitaria, que vive del Estado, de drenar para sí los frutos de la renta
petrolera, casi totalmente, se le conoce como los “señoritos psicópatas” [28],
un término acuñado por Vladimir Lazo en su libro citado. Ellos odian a la
población desposeída del país, la cual es utilizada para que votara por sus
representantes entre 1958 y 1998. Ellos mantuvieron el poder económico,
político y social. Con la llegada del comandante Hugo Rafael Chávez Frías en
1998 al poder político vieron sus poderes disminuidos. Solo poseen el poder
económico, con el cual tratan de hacerle daño a nuestro proceso pacífico, pero
no desarmado, pues la revolución bolivariana cuenta con la unión cívico-mi-
litar para proteger el proceso de transformación política, social y económica.
Según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística, 2014), el quintil más
rico del país, el V, se apropia aún del 48 % del PIB del ingreso petrolero, con
un descenso del 5 %.
Venezuela es un país asediado por la derecha internacional, especialmente
la norteamericana, con sus secuaces en el interior de la Patria. Por lo tanto,
es menester desactivar esos focos de violencia que han llevado a muertes
innecesarias (43 en 2014 y 165 en 2017), heridos con secuelas, efectos psico-
lógicos en adultos y niños y en pérdidas materiales elevadas. Es una violencia
fascista que ha sido desatada por los antiguos amos del valle, los “señoritos
psicópatas”.
Ese fascismo venezolano es consecuencia de la pérdida de privilegios de
la burguesía parasitaria criolla que comulga con el fascismo clásico, en
casi todos sus aspectos. El fascismo clásico se define por los siguientes
comportamientos:
1. Odio a las diferencias y a todo lo pueda disputar su poder económico,
político y social.
2. Poseer un criterio racista, a lo que no sea de su color, contra los que no
tengan los mismos niveles de estudio.
3. Arrogancia por haber nacido en una familia adinerada que le permite
tener acceso a la política y a buenas condiciones económicas.
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
429
José Jesús Rodríguez-Núñez - Niels Ramón Rodríguez García
4. Cohesionar sus fuerzas oscuras, fascistas, de sus sociedades y dirigirlas
contra todos los pueblos a los que degradaron al rango de sub-seres y
arrojaron sus ejércitos para conquistar a todos los pueblos del mundo
y someterlos a sus dominios. Ejemplos: Alemania, Italia, Israel, USA,
Japón, España, etcétera.
El fascismo venezolano comulga hasta el punto No. 3. Con el punto No. 4
comulga parcialmente, pues nuestros ejércitos no han salido al exterior a
dominar otros pueblos, sino a darles la libertad. Además, la élite venezolana
ejecuta al fascismo a través de sicarios pagados por ellos, o con ayuda
foránea. Ese fascismo se somete al imperialismo estadounidense y por tanto
no es patriota, sino piti-yanqui, pues no tiene proyecto de país. Además, es
estéril, pues recoge migajas de lo que sobra y no preocupa de la máxima
suma de felicidad que pidió Simón Bolívar en el Discurso de Angostura.
Toda su emotividad de frustración, durante la revolución bolivariana, la
descarga sobre el pueblo llano de la Patria a través de sus hordas finan-
ciadas para desestabilizar el país y provocar una invasión de los imperia-
listas de Norteamérica, donde se encuentran sus padres fundadores, como
B. Franklin, George Washington, Thomas Jefferson, entre otros. Se ha aliado
con la oligarquía colombiana, principalmente santandereana, para importar
los paramilitares desmovilizados por Álvaro Uribe Vélez y ponerlos en zonas
populares donde han incrementado el hampa y la inseguridad ciudadana.
Hemos hablado de la quinta columna, interna, pero Venezuela está sometida
a una guerra de toda generación, es decir, amenaza de invasión externa por
el imperialismo norteamericano [26] y estrangulamiento económico a través
de sanciones financieras por el Departamento del Tesoro de los Estados
Unidos de Norteamérica.
4.3 PROPUESTAS
A continuación, nos permitimos algunas propuestas que nos ayuden a resolver
lo coyuntural en el proceso revolucionario bolivariano. ¡Allá vamos!
1. Perdimos las elecciones del 6 de diciembre de 2015, donde la derecha
alcanzó la mayoría calificada de los 2/3. Hay que buscar las razones
de tan aplastante derrota. Proponemos que el Poder Popular asuma
la conducción del Estado venezolano a través de sus leyes orgánicas,
especialmente la que se refiere a la transferencia de competencias, estas
transferidas desde el poder constituido, es decir, los ministerios y las
alcaldías (Berrios).
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
Conciencia política, la Patria grande y la lucha de clases
430
2. El resultado de las entrevistas realizadas por el OLE-LBP F arrojó que
el conflicto entre el poder popular y poder constituido (ministerios) está
obstaculizando la radicalización de la revolución. Los más lúcidos, con
formación política, dicen que los únicos momentos cuando se manifestó
el Poder Popular fue el 27 de febrero de 1989 y el 11 de abril de 2002.
3. Existe una larga lista de ladrones de cuello blanco (153 páginas-
CENCOEX) que se apoderaron de más de 180 mil millones de dólares
estadounidenses, entre 2004 y 2012 (8 años) y hasta el presente no hay
un pez gordo preso, ni del gobierno ni de la oposición. Hay que atacar
ese problema antes que la credibilidad del gobierno se vaya al suelo. Con
el nombramiento del nuevo Fiscal General de la República, en substi-
tución de la Dra. María Luisa Ortega Díaz, por la Asamblea Nacional
Constituyente, se ha recuperado el funcionamiento de la Fiscalía con la
consiguiente apertura de juicios y detenciones de los implicados en tal
bochornoso desfalco a la Nación. Felicitamos a Tarek William Saab por
tan loable labor.
4. En medio de la guerra económica que se ha agudizó desde enero de
2016 el gobierno junto al poder popular y la Fuerza Armada Nacional
Bolivariana deben resolver ese problema inmediatamente. La producción
y distribución de los alimentos y productos de higiene personal y de
limpieza deben ser realizadas por el Poder Popular. El comandante
Chávez demostró que un problema de mayor envergadura como el paro
petrolero sí se puede resolver. El tiempo político puede pasarles factura
a los gobernantes de Venezuela. El gobierno está indeciso de transferir
ese poder al Poder Popular y este no asume su co-responsabilidad.
Temblamos al pensar que los militares pudiesen estar involucrados en
hechos ilícitos. Esta afirmación proviene del olfato, pues en alguna parte
el remedio no funciona.
5. Otro punto que debemos corregir es la explotación del Arco Minero.
Seguiremos con la economía rentista donde al petróleo se le sumará el
oro y otros minerales de valor estratégico. Lo dramático del Arco Minero
es la explotación de grandes cantidades de tierras, lo cual conllevará al
cambio del curso de los ríos y la modificación del clima del planeta. Allí
nos pondremos de espaldas al Plan de la Patria, Objetivo N
o
V. Él se
refiere a la explotación petrolera, pero se puede transferir a la extracción
del oro.
6. Las empresas del Estado parecieran que no son eficientes. Proponemos
que se capacite al personal del proceso con formación tecno-científica
Justicia (34): pp.405-433. Julio-Diciembre, 2018. Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, Colombia. ISSN 0124-7441
431